· 

El retrato corporativo de la comunidad feliz

Fotografía de Bodí Projects para Alexander Daniels Global
Fotografía de Bodí Projects para Alexander Daniels Global

 

Fotografía corporativa, perfil profesional, foto de Linkedin...,  son conceptos que nos dan mucha pereza, y es que eso de vestirse de Domingo y posar para verse profesional, no es algo que nos encante. 

 

Nuestros proyectos son activos, creativos e independientes, tienen vida y se mueven continuamente para no ser absorbidos por un agujero negro del basto Universo Digital. Si hemos cambiado nuestra forma de trabajar y su contexto, ¿por qué seguir manteniendo patrones obsoletos y casposos entorno a la fotografía corporativa?

 

Mostrarse profesional sin cambiarse de camisa.

 

Porque cada persona es única, la fotografía corporativa también tiene que serlo, hay que mostrar esos súper poderes que nos caracterizan y atraer al público por lo que nos diferencia. Cuando buscamos un servicio o invertimos en un proyecto, buscamos con lupa esos detalles que nos convencen de que estamos haciendo la mejor apuesta.

 

Fotografía de Bodí Projects para Cristina Font
Fotografía de Bodí Projects para Cristina Font

 

5 elementos que tiene que tener una fotografía corporativa en tendencia de la que tú mismo estés absolutamente enamorado.

 

1. La magia de lo sencillo 

Las imágenes de perfil no tienen que ser rebuscadas ni artificiales, cuanta menos información, mejor. Un concepto sencillo, bien trabajado y todo el foco puesto en la mirada, esa puerta a lo desconocido que nos invita a entrar.

 

2. Miradas que lo dicen todo

La mirada sostiene  un gran peso en la foto. Hoy en día queremos saber con quién vamos a pasar horas y horas de nuestra vida reunidos compartiendo café. Somos selectivos y exigentes. Una mirada clara, firme y llena de vida, nos da confianza. La transparencia en los negocios se cotiza en alza y tú, no tienes nada que esconder.

 

Fotografía de Bodí Projects para Pim Pam Post
Fotografía de Bodí Projects para Pim Pam Post

 

3. Despeinada me gustas más

Si normalmente llevas un moño despeinado, un piercing que te identifica o siempre vistes deportivo, no cambies nada en ti para la foto, tu profesionalidad no depende de tu look, si bien es cierto que nos gusta la gente con buen aspecto, eso no implica dejar de ser uno mismo o esconder los detalles peculiares que nos hacen únicos. Si normalmente llevas americana, póntela para la foto, si lo tuyo son las camisetas de algodón, pues camiseta entonces. Escoge la ropa con la que mejor te sientes y peínate como lo haces normalmente. Tu seguridad será tu tarjeta de visita.

 

4. Ese gesto que te hace único

Todos tenemos un gesto genuino que nos hace irresistibles. La cabeza ligeramente ladeada, una sonrisa contenida de medio lado, ese hoyuelo que aparece cuando nos sentimos bien... Ser natural nos permite mostrar esos detalles que nos hacen genuinos y enamoran a quien nos mira.

 

Fotografía de Bodí Projects para Davide Neri
Fotografía de Bodí Projects para Davide Neri

 

5. Al César lo que es del César

¿La mayor recomendación?, déjalo en manos de un profesional del sector, solo un fotógrafo experimentado y con la mente abierta sabrá sacar de ti la mejor versión. Escoger un fotógrafo es tarea importante, hay que escoger una persona con la que te sientas cómodo. Alguien que te haga reír, moverte y te pida que cierres los ojos y respires. Esa persona que te haga mil preguntas para asegurarse que está haciendo la foto ideal para ti. Un buen retoque digital y, voilà!

 

Y ahora que ya lo tienes claro, diviértete y di patataaa...

 

Si te ha parecido útil este artículo, suscríbete, comparte y no te pierdas el próximo post:

· Psicología del color en la fotografía